ENERO….Y EN MARCHA!!!

ENERO

Sin duda, el mes por excelencia de los «buenos propósitos». Estás convencida de que este año siiiiiiii…ha llegado tu momento! No piensas hacer como siempre, apuntarte al gimnasio para ir durante dos semanas e ir dejando de asistir de forma progresiva. Ni de broma empiezas esa dieta que no puedes seguir después de la tercera semana…NO!!!

ESTE AÑO VOY A HACERLO BIEN!!!

Y qué necesitas para lograrlo? Kilos de fuerza de voluntad, de esa que no has tenido nunca pero de la que por alguna extraña razón te ves repleta cada día 1…o 2…de enero. Y autoestima, y tiempo, y control de tu tiempo, y objetivos, y acompañamiento, y ganas, y apoyo…yyyyyyyy….

Vale, me rindo…y todavía no he empezado…

https://entremisalas.com/entrenamiento-personal/

Qué te parece si este año lo haces de otra forma? Qué tal si pides un poco de ayuda, para variar, a alguien que se encargue de establecer contigo un plan de acción asumible, aceptable, personalizado, que de verdad seas capaz de cumplir, y que, además de ayudarte con tu salud física, permita que te sientas bien anímicamente y salgas reforzada cuando veas cumplidos los objetivos? Qué tal si por una vez damos prioridad a tu esfuerzo y delegamos todo lo demás, de manera que te sientas capaz, válida, competente y libre a la vez…?

Qué te parece si empezamos a ser conscientes de cómo está tu faja abdominal, de cuáles son las zonas que debes reforzar y mantener en forma en tu cuerpo? Y si te explico la importancia de algunos grandes grupos musculares que son clave para que tu día a día se reconcilie con tu espalda, tu postura y tu bienestar, y además siendo segura con tu suelo pélvico?

Te ofrezco una alternativa fantástica para que puedas dar ese primer paso que cuesta tanto, y para que tu cambio de hábitos venga a tu vida para quedarse. Es el momento de afrontar que necesitas un pequeño empujón temporal, que te permita organizar y planificar tu entrenamiento en función de tu tiempo real, tu alimentación y tu rutina diaria. Porque sabes mejor que nadie que si tienes que hacer muchos cambios en tu día a día para conseguir adaptarte a la hora del gimnasio, buscar con quién dejar a los niños, desplazarte cuando llueve y comprar el último modelo de ropa deportiva, tal vez no estés preparada para tanto o el esfuerzo sea mucho mayor que la recompensa (sobre todo ahora que la recompensa está todavía lejos).https://entremisalas.com/maternidad-multitasking/

Cómo podemos materializarlo? Pues vamos por partes.

  • Llamas a ENTREMISALAS. Y tenemos una primera conversación sobre cómo te encuentras, qué quieres conseguir, y de qué manera lo puedes alcanzar. Además, de esta forma, puedes conocerme. Es importante desarrollar un buen feeling, sentirse a gusto con la persona que va a compartir contigo tu propio desarrollo personal, y entender la filosofía del ejercicio como un todo, para entender que estamos en el mismo barco, y remar en la misma dirección.
  • Establecemos, juntas, un plan de acción. Los objetivos deben ser realistas, pero también ambiciosos, de forma que en poco tiempo empieces a ver los resultados que esperas. Puedo ayudarte los días que no tengas tanta fuerza de voluntad, entender que habrá momentos de subidón y otros menos propicios, y adaptar el plan tantas veces como sea necesario. Pero puedes estar segura de que llegaremos…
  • Vamos modificando tus expectativas en función de los logros. Seguro que el primer plan acaba siendo mucho más ambicioso cuando veas lo que eres capaz de hacer en poco tiempo. Para mi es imprescindible que tú comprendas tu cuerpo, sepas lo que puedes esperar y lo que puedes pedirle, que entiendas de qué manera puedes lograr un equilibrio físico y mental con poco esfuerzo, y que seas muy consciente de todo el proceso.

Piensa que contratar a un entrenador personal ya no es ese concepto de servicio exclusivo para unos pocos y con una finalidad puramente estética. Todo lo contrario. Se trata de buscar ayuda para iniciar un camino de cambio en ti, que te permita salir de esa zona de confort, sin arriesgarte a clases grupales con horarios preestablecidos que no encajarán en tu día a día en un principio.

Puede ser una rutina temporal que poco a poco te convierta de nuevo en una persona activa, y quizá entonces sí sea el momento de retomar otro tipo de actividad, desde la seguridad de que tu cuerpo ya está preparado, competente y protegido. Pero permítete la seguridad de empezar a tu ritmo (que no significa lento), en tu entorno, sabiendo lo que haces, entendiendo el ejercicio de forma consciente y progresiva.

Aprovecha este momento, ese deseo de iniciar el año haciendo algo bueno para ti, porque si algo tiene de bueno empezar es que tooooodo está por llegar… Tienes ante ti un lienzo en blanco esperando a que pintes en él todo aquello que deseas…y yo tengo los pinceles y pinturas que te guiarán en el proceso. Hablamos ?

Entre mis alas
Entre mis alas
Artículos: 21
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad